Palma Boat Show. Los salones náuticos vuelven a tener un referente

    Despues de que Barcelona dejara de ser un faro donde mirarse a la hora de organizar un salón náutico, la Palma Boat Show recoge el testigo.

    Palma Boat Show
    ©SWS

    La Palma Boat Show recoge el testigo de los salones náuticos españoles.

    La Palma Boat Show vuelve a abrir sus puertas después de una edición 2018 donde sorprendió con una valerosa apuesta que la aupó claramente como el salón náutico de referencia en España y uno de los grandes a nivel continental.

    Abrazado al medioambiente, con un aumento muy considerable en la superficie total de exposición, consolidando la presencia de los “superyachts” y con brillantes pinceladas de creatividad, consiguieron volver a ilusionar al sector náutico nacional y atraer miradas internacionales que hasta ahora veían como el mercado de los salones náuticos en España navegaba a la deriva rumbo a las “rocas”.

    Para esta edición, casi al 100% de los expositores participantes el año pasado se les espera estén presentes de una forma u otra en Palma de Mallorca y las perspectivas de público vuelven a ser muy relevantes.

    Entrando a de valorar las razones por las que la Palma Boat Show se ha convertido en un referente de los salones náuticos en España, podemos encontrar unas cuantas, destacando  el claro objetivo por parte del Instituto de Innovación Empresarial de las Islas Baleares, organizador de este certamen, por trabajar en favor de que el ROI de cada uno de sus clientes, los expositores, sea positivo, esforzándose en exprimir cada una de las herramientas que cuentan a su disposición para ayudar a que el retorno de la inversión de los empresarios que asisten a Palma sea cuanto mayor, mejor.

    Esto que parece de perogrullo para cualquiera que organiza o dirige un evento de esta naturaleza, aunque sorprenda no lo es, y ha sido una de las principales causas por la que el mercado de los salones náuticos en España haya sido lamentable en el último lustro, siendo generosos.

    Palma Boat Show
    ©SWS

    También me gustaría poner en valor lo conseguido por la Palma Boat Show en el sentido de la alineación entre la administración pública y el sector empresarial balear, que ha producido ese espectro mágico que está empujando al proyecto a trabajar por el bien común, empezando a conseguir que el evento sea una herramienta de promoción e identidad de marca para este sector en la capital balear.

    Pero como en todo proyecto que quiera ser referencia en algo, la responsabilidad es considerable. Y en esta edición espero que “no les entre cagalera” como bien dice el director del suplemento suplemento de náutica del ABC.

    En unos días confío en encontrarme una continuidad que me sorprenda, que sirva de inspiración a otros salones y que sea referencia del nuevo ritmo de la náutica en España, la cual Barcelona se empeñó en discordar. Me gustaría ver un certamen ejemplo de transversalidad, enlazado a las experiencias de calidad y que siga fusionando I+D, el glamour y la náutica tradicional.

    Este artículo fue publicado en el suplemento de náutica del Diario ABC el 25 de abril de 2019. Ver en Kiosko y Más.